Coreografía sin baile

Hay veces que no hace falta montar una coreografía complicada para realizar una canción. Con unos sencillos pasos puedes montar la escena y dejar que los actores hagan su interpretación.

Hay muchas canciones de musicales donde lo que hay montado es una sucesión de movimientos, que si que están coreografiados. Pero que no es un baile propiamente dicho.

Por ejemplo, aquí tienes la canción «Odio» de nuestro musical La verdadera historia de las brujas de Oz. Como puedes ver en el vídeo, no hay un baile. Las actrices principales se mueven por escena y sobre todo interpretan a sus personajes. El coro si hace un para de movimientos conjuntos, pero sobre todo están interpretando.

 

También en la canción «Bonjour» se realizan una serie de movimientos por el escenario, sin llegar a ser un baile. Exceptuando las tres chicas bobas, que sin hacen lo mismo. Sobre todo tienes que tener en cuenta que los personajes no estén muy estáticos y se desplacen por el escenario.

 

Aquí tienes el ejemplo de la película Grease, donde en la primera canción Summer Nights, es decir Noches de Verano, no hay un baile. Lo que se muestra en escena es una coreografía de movimientos.

 

Espero que esto te sirva para futuros proyectos.