Cómo elegir obra. Parte 4. Comedia o drama

No es que sólo haya estos dos géneros, pero voy a dividirlos así para que sean más fácil de entender. Es muy sencillo, la obra es ligera y acaba bien, comedia. La obra es densa y acaba mal, drama.

Las dos opciones son difíciles de montar. No creas que porque el actor se ponga a llorar, ya tienes un drama. Ni creas que por provocar una caída, ya es una comedia. Una obra tiene muchos matices y a veces es difícil conseguir que los actores hagan lo que quieres. Si no tienes cuidado, tu drama puede acabar convertido en comedia por las actuaciones exageradas de los actores.

Muchas veces los directores tienden a discriminar a la comedia, la tienen como la hermana pequeña del teatro. Dan más “validez” a los dramas. Sinceramente no sé por qué, tal vez sea porque el personaje sufre y conmueve al espectador. Pero está comprobado que una buena comedia puede ser tal difícil de preparar o más que un drama. Recuerda que hacer reír al espectador, no es ninguna broma. Es un trabajo muy duro.

Yo personalmente, me inclino por la comedia, y voy a explicar por qué: Una vez escribí un drama, se llamaba “No me hagas daño” y trataba de niños maltratados. Era una obra muy cortita de unos 10 o 15 minutos donde 6 niños explicaban sus historias. Era muy intensa. Cuando mis padres la vieron, me preguntaron a ver si ellos me habían maltratado o si yo lo había pasado mal en algún momento de mi vida, para escribir algo así. Yo les expliqué que la idea era denunciar una tragedia que ocurre en el mundo, el maltrato infantil. Y la respuesta de mi padre fue contundente:

-Hija, a mí no me gusta el teatro. Vengo por ti. Y el mundo ya está bastante amargado para que encima me hagas ver esto.

Así que desde entonces hago comedia. Pero esa es “mi motivación”, acercar el teatro a las personas a las que no les gusta a través de la comedia. Tú puedes montar lo que quieras. Pero siempre recuerda que lo que prepares, tendrá que ser algo que te guste. Sea drama o comedia.

Ejemplo de comedia, el musical Mamma mía!!!

Ejemplo de drama, Jesucristo Supestar