Vestuario para una obra / Costume for a play

Vestuario

El vestuario es una de las partes más importantes a tener en cuenta cuando estás preparando una obra de teatro. La ropa que usa el personaje le dará mucha información al público sobre el contexto histórico de la obra, las características del personaje, e incluso sobre su personalidad. Hay muchos tipos de vestuario, desde el más simple formado por camisa y pantalón negro hasta los grandes trajes compuestos de muchas prendas y muy elaborados.

Las compañías profesionales tienen especialistas en vestuario: Los diseñadores se inspiran en la época de la obra y crean bocetos para cada personaje y cada traje que van a usar. Luego los sastres diseccionarán todas las partes del boceto, tomarán medidas a los actores, y confeccionarán un vestuario perfecto para la obra.

Si no tienes mucho presupuesto para un buen decorado y quieres crear una buena ambientación y dejar clara la época en la que transcurre la historia, puedes dejar el fondo negro del escenario y con un buen vestuario, ayudarás a los actores a meterse en su papel, y al  público le servirá para transportarse a esa época o lugar.

El problema para muchos grupos de teatro es ¿cómo crear un buen vestuario sin dinero? Pues aunque no lo creas, es posible. Los grupos de teatro aficionado no contamos con diseñadores y sastres. Así que cuando crees un vestuario, tienes que tener en cuenta varios conceptos:

El guión

Si en el guión se hace referencia a algo en concreto como “qué pañuelo azul tan bonito” o “tu vestido es rosa”. Está claro que uno de los personajes tiene que llevar ese pañuelo azul o un vestido rosa.

Época

Recuerda que no es lo mismo la época de Grease y su vestuario de los años 50, que la época de Jesucristo Supertar que es más hippie. Ambienta tu vestuario de la mejor manera posible.

Movimiento

Otra cosa muy importante a tener en cuenta es si el personaje tiene que moverse mucho en escena. No es lo mismo un personaje que está casi todo el rato en la misma posición, como la abuela de Anastasia, que las gacelas del rey león que no para de brincar y rodar por todo el escenario.

Colores

También tienes que tener en cuenta los colores. Un ejemplo general es este: Los personajes malos usan colores oscuros y aburridos y los buenos colores brillantes y claros. Por ejemplo la Bestia en la Bella y la Bestia, al principio va vestido de negro y granate, con la capa y los pantalones rotos. Y poco a poco va poniéndose colores más claros como una camisa blanca o la chaqueta azul más elaborada. Siempre hay excepciones. Hans en Frozen, va vestido de blanco impoluto; y Elsa al principio usa azules y verdes muy oscuros. Pero esto era para engañarnos. Verás que Hans al final viste más oscuro y Elsa ha cambiado su vestido a azul celeste brillante.

¿Qué hacer?

Cuando vayas a empezar con el vestuario utiliza los recursos que tienes a mano.

Buscar información

Para buscar información está san google y los cientos de miles de videos que hay en youtube que te explican paso a paso mil cosas, desde enhebrar una aguja hasta hacer una armadura con cualquier material.

Buscar material

Puedes hacer una colecta de ropa vieja con todos los actores que participan en la obra. Muchas madres estarán encantadas de sacar ropa de casa. Además, en los mercadillos de segunda mano, venden auténticas joyas muy baratas.

Pedir ayuda

Puedes pedir ayuda a algún familiar o amigo que sepa coser para las partes complicadas. Y como último remedio, si nadie sabe coser, usar la silicona, los imperdibles y las grapas, que seguro que a más de uno han salvado la vida en alguna ocasión (y yo me incluyo).

Te aseguro que puedes realizar casi cualquier vestuario reciclando ropa vieja y materiales desechables. Y sobre todo usando la imaginación.

Espero que esta información te sea de ayuda para tu próximo espectáculo. En otros vídeos explicaremos cómo hacer vestuarios concretos de manera específica y las combinaciones de colores.

Deja una respuesta